The Spine Race, la carrera más dura del Reino Unido y una de las más duras y extremas del mundo, ya tiene ganador.

El irlandés Eoin Keith se alzó con la victoria de esta brutal aventura después de recorrer las 268 millas y 12.000m D+ del sendero “Pennine Way” en un tiempo de 95h23’18”, consiguiendo el récord de la prueba rebajándolo en unas 15 horas. Una competición que empezó la mañana del sábado desde Edale con sesenta y ocho corredores y que, a estas alturas, sólo quedan treinta y cinco, atravesiesa lugares con encanto como el Peak District, Cheviots, Yorkshire Dales y el Northumberland National Park.

El trio format per Keith, Paloncy i Roselló a The Spine Race 2016. Foto (c) Andrea Nogova
El trío formado por Keith, Paloncy y Roselló en The Spine Race 2016. Foto (c) Andrea Nogova

Nada más empezar, el trío formado por el irlandés Eoin Keith, el polaco Pavel Paloncy –ganador de la edición pasada- y el pallarés Eugeni Roselló se ponían en cabeza, compartiendo carrera durante la primera mitad del duro recorrido. Las condiciones meteorológicas han estado duras, con nieve, viento y bajas temperaturas.

El ataque del irlandés

La madrugada del lunes, Eoin llegaba a Middleton (CP3) ligeramente por delante de sus dos compañeros, engrandeciendo la diferencia hasta las dos horas a medida que avanzaba la carrera. El irlandés decidía descansar el mínimo en los checkpoints posteriores para abrir brecha entre sus inmediatos perseguidores y conseguir así la proeza de ganar esta brutal ultratrail.

Pavel Paloncy conseguía la segunda posición del podio después de alcanzar Kirk Yethlom, en la frontera escocesa, en 100h34’58”. El polaco afrontó las últimas cincuenta millas en solitario después del abandono de Eugeni Roselló.

La retirada de Eugeni

Eugeni Roselló (Haglöfs) abandonaba, a instancias del equipo médico de carrera, su participación en The Spine Race en el checkpoint situado en la localidad de Bellingham, a falta de unas cuarenta y cinco millas para finalizar la prueba. Una nueva lesión en su maltrecha rodilla que tantos problemas le ha llevado lo volvieron a dejar fuera de una carrera que había preparado a conciencia. Desde aquí le deseamos una rápida y deseada recuperación.

Esteve Gaona, único catalán superviviente

El santfruitosenc Esteve Gaona sigue adelante en The Spine Race y se puede convertir en el único catalán en finalizar la brutal prueba. En estos momentos se sitúa en el checkpoint 4 situado en la localidad de Alston, aproximadamente en el al km303. Estaremos atentos de su evolución.